Contratación de Ricardo Montaner, Contratacion de Ricardo Montaner, Contrataciones de Ricardo Montaner, Contratar a Ricardo Montaner, Como contratar a Ricardo Montaner, Cuanto cobra Ricardo Montaner por un concierto.

CONTRATACION DE RICARDO MONTANER

CONTRATACIÓN DE RICARDO MONTANER

CONTRATACIONES DE RICARDO MONTANER

CONTRATAR A RICARDO MONTANER

Contratación de Ricardo Montaner

Contratación de Ricardo Montaner

Contratación de Ricardo Montaner, Contratacion de Ricardo Montaner, Contrataciones de Ricardo Montaner, Contratar a Ricardo Montaner, Como contratar a Ricardo Montaner, Cuanto cobra Ricardo Montaner por un concierto.

BIOGRAFIA

Héctor Eduardo Reglero Montaner (Valentín Alsina, Argentina; 8 de septiembre de 1957), más conocido como Ricardo Montaner es un cantautor venezolano nacido en Argentina que también cuenta con nacionalidad colombiana. A temprana edad Montaner se radicó en la ciudad de Maracaibo, Venezuela, donde se creció y se formó como cantante. Junto a su primer productor musical, el cantautor ítalo-venezolano Roberto Luti, y otros amigos, decidieron que debía tener un nombre artístico, escogieron el nombre de Ricardo en vez de Héctor, y adoptó el apellido de su mamá, así nació el nombre Ricardo Montaner

Héctor Eduardo Reglero Montaner nació y pasó los primeros años de su vida en la ciudad de Valentín Alsina, al sur del Gran Buenos Aires. Más tarde se mudaría con su familia para la ciudad venezolana de Maracaibo, en Zulia, ya que su padre, Eduardo Montaner, técnico en telecomunicaciones, aceptó una oferta de

trabajo en ese país.

Para hacerle frente a la nueva realidad, el pequeño Montaner combatió las inseguridades de la adolescencia volcándose a la música y al deporte.

“Estudio en el colegio de los claretianos y le metía a cualquier deporte, y aprendí de manera autodidacta a tocar la guitarra y la batería. La música me dio seguridad”. Canalizó su creciente interés por la música a través del coro de su iglesia y de grupos a los que perteneció con amigos, bandas de rock y pop como Los Correcaminos y Scala.

 

A los 18 años, Ricardo Montaner ya tenía la responsabilidad de un hijo y un título de la universidad de la vida. Una década después, con demasiados intentos infructuosos encima, sin hallar la oportunidad que anhelaba, se dio un ultimátum.
“Me dije, si en dos años, cuando cumpla 29, no termino con un contrato bueno, me retiro”. Afortunadamente, no hubo necesidad de eso, pues la oportunidad llegó.
Ricardo Montaner
cantó en un reinado de belleza en Venezuela, y cautivó los corazones de casi 20,000 personas. Así lo descubría el presidente de su primer sello discográfico.

La fortuna del cantante continuó tras el éxito del tema Yo que te amé, del álbum Ricardo Montaner 1 de 1986. Esa producción dio a conocer el nombre de Montaner en mercados claves de Latinoamérica. Mercados que hoy todavía lo reclaman como suyo.

Ya para 1988, con el álbum Ricardo Montaner 2, y con una intervención suya como actor en la que entonces fuera la telenovela más vista de Venezuela, Niña Bonita, se consolidaba el ascenso meteórico del artista.

 

En 1994, salieron al mercado las producciones Ricardo Montaner y amigos y Una mañana y un camino. Tras Viene del alma en 1995, el artista entró a niveles aún más elevados al firmar contrato con la empresa discográfica multinacional Warner Music International.

De esa nueva relación han surgido más producciones musicales que han cosechado un sinfín de éxitos. Es Así (1997), Ricardo Montaner con la London Metropolitan Orchestra (1999), Sueño Repetido (2001), Suma (2002), Prohibido Olvidar (2003), London Metropolitan Orchestra 2 para el verano 2004.

En 2005 Todo y Nada, la nueva apuesta musical de Ricardo Montaner bajo su nueva casa disquera EMI Music Latin contiene un espectro que va desde la balada contemporánea hasta canciones más movidas en la que resaltan ritmos provenientes de su país de crianza; Venezuela. y ahora “Las mejores canciones del Mundo (2007)

Y de la mano de Montaner, sus fanáticos de todas las generaciones, y el público nuevo que cada día lo descubre a través de sus discos y giras de concierto, seguirán siendo cómplices de aquel diálogo que juntos comenzaron hace muchos años, cuando un chico que llegaría a llamarse Ricardo Montaner, decidió que la poesía y el canto serían fuente de vida para él.